skype compra qikLa gran red de telefonía en Internet, Skype, ha abierto el año con la primera adquisición de una start-up

Desde sus oficinas centrales en Luxemburgo, la gran plataforma de comunicación en Internet ha emitido un comunicado oficial en el que anuncia la adquisición de Qik, el hermano mayor de los servicios de streaming móviles, que permite a los usuarios capturar y emitir videos en directo desde cualquier lugar (ver el canal de elements en Qik).

Pese a sus inseguros inicios, Qik ha sido un jugador muy fuerte, y ha conseguido, desde su lanzamiento en 2006, una gran compatibilidad de plataformas como Android, iPhone, Symbian, Windows Mobile y Blackberry. Actualmente, el servicio permite emisiones de imagen en directo, video emails, videochats y está configurado para más de 200 tipos de móviles.

Parte del gran éxito de este servidor de streaming se debe a Bob Rosin, vicepresidente ejecutivo que catapultó su número de usuarios desde los  600.000 hasta los 5.000.000 actuales,  e impulsor de la entrada de socios a la compañía como  Sprint, T-Mobile, Nokia y Samsung, que permitieron una rápida expansión de la plataforma durante el 2.010.

Pero ha sido el CEO de Qik, Vijay Tella, quien se ha presentado ante los usuarios en un vídeo donde describe como un “éxito” la compra de Skype y asegura “que seguirán invirtiendo en su propia plataforma”. Qik tiene en la actualidad más de 60 empleados entre sus oficinas de Redwood City, California y Moscú.


El futuro de Skype

Con esta adquisición, Skype pretende “aprovechar la experiencia en ingeniería informática  y tecnológica que hay detrás de Quik, los cuales han conseguido optimizar la trasmisión de vídeo en redes sin cable”, según ha anunciado en su comunicado de prensa. La adquisición de Qik por 77 millones de euros (150 millones de dólares)  ayudará a la empresa de telefonia en su objetivo de “acelerar el liderazgo de Skype en conexiones que utilicen video, con herramientas que permitan grabar, almacenar  y  compartir las experiencias en vídeo de los usuarios”.

Para el vicepresidente y CEO de Skype,  Tony Bates (llegado a la compañia el pasado 05 de Octubre), este matrimonio va a beneficiar considerablemente a los usuarios ya que “el software de Skype cubre actualmente el 25% de todas llamadas internacionales que se producen a nivel mundial” y subraya la importancia de las video llamadas desarrolladas por Qik ya que “muchas de ellas incluyen vídeo, algo que no podemos ofrecer todavía en soporte sin cable. Queremos que los usuarios que establezcan contactos de Skype a Skype con vídeo, puedan hacerlo desde sus dispositivos móviles”, ha asegurado Bates en el comunicado de prensa difundido hoy.

El pasado jueves, durante el Consumer Electronics Show (CES) en Las Vegas,  Skype anunció la puesta en marcha de un servicio de video conferencias, que costará desde USD 8,99 para los usuarios y empresas que contraten llamadas de hasta ocho personas, desde cualquier lugar del planeta.

Así que no parece que el 2011 vaya a ser un mal año para la compañía. Sobre todo si hacemos caso a las estadísticas de uso de video llamadas, que este año se estiman en  13.2 millones, una cuarta parte más que el año pasado.

Skype y Qik tienen dos consejeros delegados en común: Marc Andreessen y Ben Horowitz, quienes podrían haber ayudado a facilitar el acuerdo.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *